dijous, 5 de juliol de 2007

¿Oposición a la corrida?


Uno que adopta la lengua catalana por principio, por que es la lengua que le es propia, legalmente propia, hoy se ve obligado a tomar rienda de la lengua de Cervantes para poder expresar una sinrazón, la oposición a la corrida[1].

Ciertamente si vamos siguiendo los acontecimientos, veremos que claro, hay una cierta confusión con lo que nos proponen, por que posando semi-desnudos, desnudas, y oponiéndose a la corrida es con toda probabilidad una contradicción, claro que en su mayoría extranjeros que no entienden eso de la corrida y que la desnudez de los cuerpos abunda en la requisitoria por excelencia de esta tendencia humana de liberación de fluidos, pero salgo de mi duda al leer la expresión “ponte en la piel del toro” o “Bullfigting is cruel”, claro, ahora es evidente, no estamos hablando de la misma corrida, estamos hablando de la expresión cruel, primitiva de las corridas de toros[2],

Que pena, uno quería polemizar sobre el tema, como si tratase de una nueva estratagema en las relaciones sexuales, una nueva forma de establecer esas relaciones a partir de la no corrida.

Absolutamente de acuerdo con los manifestantes, simpáticos ellas y ellos que semidesnudos defienden a un pobre animal al que se castiga vejatoriamente, sí, colectivo PeTA (People for the Ethical Treatment of animals), tenéis mi más sincera solidaridad, contra ese tipo de corridas, las de toros.


[1] 16. f. ant. Fluxión o movimiento de un líquido. (RAE.es)

[2] 1. f. Fiesta que consiste en lidiar cierto número de toros en una plaza cerrada (RAE.es)